cuidados

Las plantas de aire son variedades muy fáciles de cuidar. No necesitan tierra, por lo que son una solución original, simple, limpia y exótica para decorar cualquier lugar. Necesitan muy pocos cuidados, por lo que también son ideales para principiantes, como decoración de negocios, o para adornar oficinas y locales donde no requerirán apenas mantenimiento. Todo lo que necesitan tus plantas de aire es un sitio luminoso, con luz indirecta, el sol directo no es recomendable para ellas especialmente en los meses de verano o en climas muy calurosos. Puedes poner tu planta aérea cerca de una ventana en tu casa o en la oficina, ya que la luz fluroescente también es apta para ellas, aunque siempre recomendamos luz natural para un correcto crecimiento y mantenimiento de tus plantas.

Para regar tu planta, dependiendo de la zona donde vivas puedes:  sumergir en agua completamente tu planta de aire durante unos minutos una o dos veces a la semana en los meses de verano, y una vez a la semana en los meses de invierno (Climas cálidos, zona centro y Sur de España)

Sumergir en agua completamente tu planta de aire durante unos minutos una vez a la semana en los meses de verano, y una vez cada 15 días en los meses de invierno (Zona norte, climas húmedos, zonas costeras) 

 Si lo prefieres puedes pulverizarla hasta que la planta esté completamente mojada.  Asegúrate de no dejar exceso de agua donde vayas a colocar tu planta después de humedecerla. Lo mas efectivo es dejarla escurrir en una toalla o un trapo durante unos minutos después de hidratarla con el fin de no acumular mas humedad de la necesaria en tu terrario o soporte para tu planta de aire. Con estos simples consejos podrás tener a tu planta aérea totalmente sana y feliz, la periodicidad del riego puede variar según la región donde te encuentres. Siempre puedes contactarnos para que te indiquemos cuales son los cuidados recomendables para tu caso.